Probióticos para la industria alimentaria

Probióticos para la Industria Alimentaria

Las bacterias probióticas (del griego pro-bios, “a favor de la vida”) son un grupo específico de fermentos lácticos capaces de ejercer una acción beneficiosa en todo el cuerpo a partir de la colonización del intestino.

Cada vez más empresas del sector alimentario deciden orientar su producción hacia alimentos con propiedades probióticas capaces de contribuir a mejorar la salud y el bienestar de las personas.

El uso de fermentos probióticos en el sector alimentario permite dos ventajas específicas: la posibilidad de reducir el uso de antibióticos ayudando a prevenir trastornos físicos y el tratamiento y la cura de diversos trastornos a nivel intestinal, cardiovascular, digestivo e inmunitario. 

Sacco System produce y comercializa una amplia gama de fermentos probióticos para el sector alimentario, con diversas aplicaciones en el sector lácteo (quesos, leches fermentadas, yogur, helado, etc.), pero también en el sector de los alimentos en general (chocolate negro, productos y bebidas fermentadas de origen vegetal, embutidos curados, etc.)
 

Fermentos probióticos Sacco System para alimentos

La gama de cultivos probióticos Sacco System incluye tanto cepas simples como complejas y estudiadas mezclas capaces de satisfacer al máximo todas las necesidades del mercado. Entre las cepas probióticas Sacco System se incluyen los siguientes productos:

  • CRL 1505 (Lactobacillus Rhamnosus CRL 1505): extraído de la leche de cabra, ideal para su uso en la producción de leche fermentada, yogur y queso probiótico. El probiótico CRL1505 estimula la respuesta inmunitaria, promoviendo un efecto protector y mejorando de forma natural el sistema inmunitario, el sistema digestivo y el sistema respiratorio de niños y adultos.
     
  • LPLDL® (Lactobacillus Plantarum LPLDL®): cepa natural que puede ayudar en la prevención y el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. Excelente probiótico para el control del colesterol y la presión arterial, adecuado por tanto para alimentos funcionales y probióticos para clientes de edad avanzada o para aquellos con problemas cardiovasculares.
     
  • SYNBIO® (Lactobacillus Rhamnosus IMC 501® + Lactobacillus paracasei IMC 502®): cepa probiótica con múltiples aplicaciones. Se puedeutilizar en combinación con otras cepas para obtener alimentos funcionales y probióticos que mejoran el rendimiento deportivo, para el bienestar intestinal e incluso para productos contra la alergia al polvo doméstico.

La calidad de los fermentos lácticos probióticos Sacco System está certificada por una serie de estudios e historias clínicas que demuestran su eficacia para todas las aplicaciones.

¡Contáctenos para solicitar la formulación que mejor se adapte a sus necesidades!

Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies para el análisis, el contenido personalizado y los anuncios. Leer más Acepto
Probióticos para la Industria Alimentaria | Sacco System
Las bacterias probióticas (del griego pro-bios, “a favor de la vida”) son un grupo específico de fermentos lácticos capaces de ejercer una acción beneficiosa en todo el cuerpo a partir de la colonización del intestino. Cada vez más empresas del sector alimentario deciden orientar su producción hacia alimentos con propiedades probióticas capaces de contribuir a mejorar la salud y el bienestar de las personas. El uso de fermentos probióticos en el sector alimentario permite dos ventajas específicas: la posibilidad de reducir el uso de antibióticos ayudando a prevenir trastornos físicos y el tratamiento y la cura de diversos trastornos a nivel intestinal, cardiovascular, digestivo e inmunitario. Sacco System produce y comercializa una amplia gama de fermentos probióticos para el sector alimentario, con diversas aplicaciones en el sector lácteo (quesos, leches fermentadas, yogur, helado, etc.), pero también en el sector de los alimentos en general (chocolate negro, productos y bebidas