PROBIÓTICOS PARA EL BENEFICIO DE LA SALUD INTESTINAL


PROBIÓTICOS PARA EL BENEFICIO DE LA SALUD INTESTINAL

Probióticos para el beneficio de la salud intestinal

Cuando se trata de la complejidad de la microbiota humana, el tracto intestinal se lleva el primer premio. La microbiota intestinal es un ecosistema que contiene un gran número de bacterias y con alta diversidad, ya que cada uno de nosotros en los aproximados 2 kg de heces, estamos asociados a más de 1014 microorganismos incluyendo 100-150 especies diferentes. Aun más importante, la microbiota intestinal contribuye de manera marcada a nuestra salud, por ejemplo, impactando nuestra fisiología y sistema inmune, y protegiéndonos de infecciones entéricas.

En el nacimiento nuestro tracto intestinal es estéril, pero inmediatamente se ve impactado por la interacción con el ambiente y la microbiota maternal. La composición de especies depende del modo de nacimiento y el régimen alimentario del infante. Estas etapas iniciales de colonización microbiológica son críticas para el desarrollo del Sistema inmune e impactan de forma directa nuestra salud a lo largo de nuestra vida. A medida que nuestra dieta y exposición a microorganismos se expande, la diversidad de la microbiota incrementa, y en pocos años la microbiota adquiere un estado adulto. La microbiota en adultos sanos se caracteriza por ser estable y personalizada (única de cada individuo), sin embargo, la vejez la vuelve más inestable y la diversidad composicional disminuye, lo que puede asociarse a un decaimiento de las funciones del sistema inmune.

Nuestra microbiota intestinal metaboliza los nutrientes que no absorbidos, generando numerosos metabolitos, muchos de los cuales impactan nuestro metabolismo, sistema inmune, inducen la proliferación de colonocitos, señales neurológicas, el balance hormonal, la densidad ósea, entre otros. Consecuentemente, varias enfermedades están vinculadas a aberraciones de la microbiota intestinal como enfermedades autoinmunes (artritis reumática, diabetes tipo I, y esclerosis múltiple), desordenes metabólicos (diabetes tipo II y dislipidemia), y enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, resulta esencial encontrar formas de modular la microbiota intestinal a fin de mejorar la salud.

La microbiota intestinal se encuentra en un estado de equilibrio y su composición es afectada por factores genéticos, ecológicos, y ambientales tales como los hábitos alimenticios, la edad, y el uso de antibióticos. A pesar de que varios nexos entre la microbiota intestinal y la salud se conocen d, recientes avances tecnológicos han permitido a los científicos de investigarlos con mayor profundidad. Con un mejor conocimiento sobre este complejo sistema, resultará más fácil evaluar el impacto de bacterias probióticas sobre síntomas y enfermedades de interés.

Varios estudios clínicos con probióticos se han llevado a cabo con resultados prometedores, y además de cepas genéricas como Bifidobacterium animalis ssp. lactis y Lactobacillus rhamnosus, Sacco System tiene las siguientes cepas registradas para mejorar la microbiota intestinal:

• Lactobacillus rhamnosus CRL 1505
• Combinación de 12 cepas; VYS MIX 8, CSL
• Synbio®; combinación de f Lb. rhamnosus IMC 501® y Lb. paracasei IMC 502®
• Lactobacillus casei BGP 93
• VYS Bifi®; combinación de 3 bifidobacterias


 

Contribuyendo a nuestro fermentador personal

 

!
Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies para el análisis, el contenido personalizado y los anuncios.