FLORA BACTERIANA SECUNDARIA - NSLAB

  • FLORA BACTERIANA SECUNDARIA - NSLAB 1

«Flora bacteriana secundaria» (o NSLAB, Non starter lactic acid bacteria) es un término que abarca una categoría particular de fermentos lácticos que no intervienen en la fase inicial de fermentación, sino en las fases secundarias de producción de los productos lácteos.

En particular, la microbiota secundaria interviene en fases como la maduración del queso y la formación de los característicos "ojos" de algunos productos lácteos, lo que permite conferir las características organolépticas específicas asociadas a determinadas variedades de queso a la vez que se limita la aparición de aromas indeseados debidos a la proliferación de bacterias contaminantes.

La flora bacteriana secundaria Sacco System permite desarrollar una gama muy amplia de tipos de quesos caracterizados por una estructura y un aroma específicos. En particular, los cultivos aromatizantes Sacco System están estudiados para proporcionar a los productos un mayor sabor, mientras que la gama de bacterias propiónicas permite alcanzar el nivel deseado de formación de ojos en ciertos tipos de queso, así como el desarrollo de su aroma típico.


This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Leer más
IMPOSTAZIONE DEI COOKIE
*You can withdraw your consent at any time by accessing the Cookie Settings page via the link available in the footer of the site.
Flora Bacteriana Secundaria - NSLAB | Sacco System
FLORA BACTERIANA SECUNDARIA - NSLAB - «Flora bacteriana secundaria» (o NSLAB, Non starter lactic acid bacteria) es un término que abarca una categoría particular de fermentos lácticos que no intervienen en la fase inicial de fermentación, sino en las fases secundarias de producción de los productos lácteos. En particular, la microbiota secundaria interviene en fases como la maduración del queso y la formación de los característicos "ojos" de algunos productos lácteos, lo que permite conferir las características organolépticas específicas asociadas a determinadas variedades de queso a la vez que se limita la aparición de aromas indeseados debidos a la proliferación de bacterias contaminantes. La flora bacteriana secundaria Sacco System permite desarrollar una gama muy amplia de tipos de quesos caracterizados por una estructura y un aroma específicos. En particular, los cultivos aromatizantes Sacco System están estudiados para proporcionar a los productos un mayor sabor, mientras que la gama de